No más pagos a 90 días.

El pasado 18 de Junio celebramos la aprobación de una ley enfocada a emprendedores, micro, pequeños y medianos empresarios, independientes y prestadores de servicio, presentada en la Cámara de Representantes por Mauricio Toro.

Tuvimos la oportunidad de hablar con él para que nos contara más sobre este avance que protege sin duda a una de las fuerzas económicas más grande del país. Gracias Mauricio por contestar nuestras preguntas y acercarte a los emprendedores y empresarios que hacen parte de esta gran familia de CreativeLab.

¿Qué es la ley de plazos justos?

“Es una ley que obliga a las empresas a pagar sus facturas a 60 días durante el primer año de entrada en vigencia y a 45 días a partir del segundo año en adelante. Esta ley permitirá a los empresarios tener los flujos de caja necesarios para poder innovar, crecer y conservar los puestos de trabajo que generan. 

Los proveedores deben aceptar los plazos de pago que les imponen las grandes empresas (en ocasiones van hasta los 180 días) si quieren conservar el cliente, aunque esto suponga pedir créditos para pagar los gastos básicos de funcionamiento de la empresa.

Además, frente a la coyuntura actual generada por el COVID-19, el Gobierno anunció líneas de crédito de Bancóldex, iNNpulsa y Banco Agrario, respaldadas por el Fondo Nacional de Garantías, pero la realidad es que las empresas que más necesitan estos recursos no pueden acceder a ellos, porque los bancos de primer piso no les prestan.

Esta ley les permiten tener flujo de caja sin tener que depender del acceso a los créditos y ayudas que prometió el Gobierno. Una vez sancionada por el Presidente de la República, la ley empezará a aplicar a partir del 1º de enero de 2021.

 Si soy emprendedor, ¿cómo puedo protegerme con esta ley, hay algún formato?

“La ley protege a aquellos empresarios que no reciban el pago de sus facturas a 60 días durante el primer año de aplicación, y 45 días del 2º año en adelante. Esto quiere decir que a partir del día 61 o 46 según corresponda, podrán iniciar un proceso ejecutivo para solicitar el pago de intereses por mora según la ley que se encuentra vigente, y adicionalmente podrá cobrar los gastos en los que incurrió para llevar a cabo este proceso. Por supuesto, deben estar muy bien sustentados con sus respectivas facturas y soportes.

Adicionalmente, la entidad competente según el caso, podrá sancionar a la empresa que incumpla los plazos establecidos por esta ley.

¿Cómo llegó Mauricio a esa idea?  

“Soy un amante del emprendimiento, de la innovación y de la academia. Creé varios emprendimientos, fui docente en diferentes universidades, y padecí de primera mano las barreras y los retos a los cuales deben enfrentarse los valientes que decidimos crear empresa en Colombia. Ese sentimiento de impotencia para mejorar las condiciones de los emprendedores y las Mipymes, me llevó inicialmente a ser Presidente de iNNpulsa, una entidad del Gobierno encargada de fomentar un ecosistema de emprendimiento sólido, y catapultar a esos emprendimientos con gran potencial de escalabilidad a sacar lo mejor de sí, para crecer y contribuir al desarrollo del país. 

Durante esta época logramos avanzar mucho en la articulación y consecución de recursos para tener un mayor impacto. Sin embargo, los esfuerzos no fueron suficientes, y justamente el pago de facturas el cual enfrenté durante largos años en mis empresas, y que tanto me afectó, fue esa chispa que me motivó a lanzarme a la Cámara de Representantes, porque sabía que desde el legislativo podría generar leyes que beneficiarían directamente el flujo de caja de los emprendedores. Esa fue una de mis principales banderas de campaña, y lo logré.”

¿Por qué se priorizó este proyecto frente a otros?

“Además de ser una de las promesas de campaña, y un compromiso muy importante con los emprendedores, la situación de los plazos de pago en el país cada vez es más crítica.

El proyecto de ley se radicó en 2018, cuando el promedio de pago de facturas en el país, según cifras oficiales de la OCDE, era de 86 días. Sin embargo, la realidad refleja que las grandes empresas cada vez imponen condiciones de pago más abusivas, aprovechándose de su situación de poder frente a sus proveedores, y en algunos casos los plazos de pago llegan a 180 días. Ninguna empresa tiene el músculo financiero para soportar estos extensos plazos, y deben recurrir a créditos, para pagar la nómina y demás gastos operativos, y no perder el cliente y el negocio.

En conclusión, la situación de miles de empresas es cada vez más crítica, y por eso no daba espera este proyecto. Debía ser ley para salvarlas de la quiebra, y brindarles el flujo de caja necesario para sobrevivir, y más aún con la coyuntura de emergencia nacional por el COVID-19.”

¿Qué significa esta ley para el emprendimiento en Colombia? ¿Marca un hito? ¿Es un referente para latino américa?

«Es una ley muy importante para los emprendedores del país.

Es la primera vez que se logra equilibrar la cancha entre los grandes y los pequeños, para tener unas condiciones de competencia más justas, que al final va a contribuir a favorecer a todo al tejido empresarial porque todo es un sistema. Ahora los emprendedores van a poder endeudarse para crecer, innovar y desarrollar sus negocios, y no para pagar sus obligaciones como lo han tenido que hacer hasta ahora. Esto va a generar una sana competencia, y aquellas empresas capaces de sobresalir, serán más competitivas, y podrán dar mejores precios, servicios y productos a sus clientes. De esta forma, toda la cadena se verá beneficiada, y la economía en general gana.

Es un hito para el país, y se suma a la ley de pagos que aprobó Chile en 2019. Es un gran referente, pues corrige los errores que se cometieron en la ley chilena, ya que permitieron los acuerdos para fijar plazos diferentes a lo establecido por la ley. Esto fue nefasto, pues en Chile se aumentaron los plazos de pago, y ya están corrigiendo este punto. Por eso luchamos tanto aquí, para no permitir que metieran este acuerdo que tanto defendían grandes gremios. Al final logramos hacer valer la rigurosidad y las cifras, y mejoramos mucho gracias a los aprendizajes de otros países. Esperamos inspirar a otros, para que fortalezcan las políticas en pro del desarrollo de las Mipymes y los emprendedores».

¿Qué sigue para Mauricio Toro después de esta ley? 

“Seguimos adelante en esta lucha por un país más innovador, un país para los emprendedores, en el que seamos capaces de asegurar ciertas condiciones para que haya competencia justa.

En la legislatura pasada nos hundieron dos proyectos de ley muy importantes, pero el 20 de julio volveremos a radicarlos, porque ya llevamos un gran trabajo adelantado con diferentes actores.

El proyecto de plataformas de transporte, que se hundió por falta de voluntad del Gobierno, que no quiso reconocer la necesidad de una regulación urgente, para las más de 130.000 familias que dependen de esta actividad en el país. Además, siempre he insistido que los ciudadanos tenemos derecho a decidir en qué medio nos queremos movilizar, pero es necesario crear un marco normativo, pues la economía colaborativa llegó para quedarse. 

El segundo proyecto es el de trabajo digital, que busca evitar la precarización de esta categoría de trabajadores, que deben tener unas condiciones mínimas aseguradas, pero para lograrlo se debe comenzar por definir qué es un colaborador digital. Esta nueva modalidad de trabajo no se puede enmarcar dentro de las 2 que existen actualmente. No podemos decir que se trata de un trabajador por contrato laboral, pero tampoco es por prestación de servicios. De ahí la necesidad de crear la nueva categoría.

Debemos ser conscientes que la tecnología, innovaciones y economía 4.0 avanzan a una velocidad abrumadora, y por eso tenemos que responder a esta nueva realidad, pero de forma responsable, y entendiendo a lo que nos estamos enfrentando para hacer regulaciones inteligentes.”

¿Cómo ve Mauricio el emprendimiento en Colombia?

“Vamos avanzando en la creación de una ecosistema sólido, pero debemos avanzar a pasos agigantados para no quedarnos. Hay varios puntos que debemos tener en cuenta para lograr un avance:

-La transformación digital en Colombia ha logrado que el ecosistema emprendedor del país haya cambiado, y debemos ser capaces de identificar las oportunidades que llegan, y ayudar a los emprendedores a subirse a esta nueva ola. No es responsabilidad exclusiva de cada emprendedor. Debe ir acompañado de unas políticas públicas que les permitan apropiarse de las nuevas tecnologías. 

Los negocios online van a ser tendencia en los años venideros, y además de hacer esfuerzos de conectividad, los actores del ecosistema deben entender de Big Data, Inteligencia artificial, machine learning, realidad aumentada, internet de las cosas, para entender cómo integrarlas a los negocios. 

– La consolidación de startups en el país ha contribuido a que grandes inversionistas hayan volcado su mirada al país, y estén interesados en traer su dinero. Sin embargo, debemos entender que debe haber una mentoría, para lograr el crecimiento deseado, y que la confianza entre inversionista y emprendedor pueda ser más sólida. Se deben realizar esfuerzo para crear un ambiente donde sea cada vez más fácil conseguir fondos de inversión para las nuevas ideas.

– La inversión de I+D en el país es muy baja, y este es un gran reto para el desarrollo de nuestras industrias. Si el gobierno se compromete a invertir en en este tema por medio del nuevo Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, podremos generar el conocimiento y talento que garanticen el futuro de la economía. Si somos capaces de invertir en la adquisición de conocimiento y competencias, y orientamos de forma adecuada a estos emprendedores, sin duda podremos lograr el crecimiento económico del país.”

Algun consejo para emprendedores..

“Pongan mucha atención y pasión en el modelo de negocio. Este es vital para superar las barreras que se van a encontrar en el camino de la creación de empresa. Sin pasión, va a ser más difícil madrugar mucho, dormir poco, trabajar duro, y levantarse de nuevo cuando una puerta se cierra. Y tengan los ojos bien abiertos, para ser capaces de responder de forma innovadora a los problemas que otros no son capaces de identificar. “

Conoce mas de Mauricio Toro en http://www.mauriciotoro.co/perfil/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *