La innovación no sólo es posible, sino que se está construyendo…

Hoy terminamos la última sesión de entrenamiento en Pensamiento de Diseño, a 15 empresarios del programa Bogotá Innova de la Cámara de Comercio de Bogotá. Quince empresarios que decidieron apostarle a la innovación y a cambiar la forma cómo hacen las cosas en sus empresas. Hoy nos decían, al final del entrenamiento que estaban felices por todo lo que habían aprendido, pero que se sentían agotados, porque han estado en un proceso bastante exigente de entrenamientos y tareas, y todo esto sin dejar de lado, por supuesto, sus obligaciones del día a día.

A pesar de que entendíamos perfectamente la situación por la que estaban pasando, los animamos diciéndoles que este entrenamiento, no sólo los estaba formando en metodologías de innovación, sino que también era la vivencia perfecta de lo que es un proceso de innovación.

¿Quién dijo que la innovación era fácil?, ¿qué era sentarse a esperar que nos cayera la manzana de Newton? Siempre pensamos que los grandes innovadores, son seres especiales dotados de un don divino que les permite salir con esas ideas geniales. Pero la realidad es, que todos ellos pasaron por estos momentos de agotamiento, estrés, angustias y hasta miedo. Basta con leer algunas de las historias de las grandes innovaciones de la humanidad, para entender que si queremos innovar en nuestras empresas debemos hacer sacrificios, debemos esforzarnos más de la cuenta, debemos invertir un poco de nuestro tiempo libre, debemos quejarnos, debemos gritar, debemos reír y disfrutar cada momento del proceso, porque al fin y al cabo la innovación no es más, que hacer las cosas de manera distinta, incomodarnos un poquito y apasionarnos por lo que hacemos.

Cuando Neil Amstrong llegó a la luna dijo: “un pequeño paso para el hombre, un gran paso para la humanidad”. Así mismo, esperamos que los empresarios del programa Bogotá Innova de la Cámara de Comercio de Bogotá, en un tiempo puedan decir: “un pequeño paso para mi empresa, un gran paso para la sociedad”, porque estamos seguros que la innovación es lo que nos llevará a construir mejores empresas y por ende una mejor sociedad y un mejor país. Y nos sentimos muy orgullosos de hacer parte de este proceso de construir un mejor país por medio de empresas innovadoras, que se atrevieron a pensar “fuera de la caja”.

 

Escrito por: Juliana Villalba

Dejar un comentario